Marketing: Agencia vs Freelancer vs Inhouse

Vamos a comparar tres modelos distintos de marketing dentro de un negocio: un freelancer, una agencia o un departamento interno también llamado inhouse marketing.

Introducción

Como en todas las situaciones, se pueden encontrar agentes muy competentes o completamente ineficaces. Por motivos de comparación objetiva vamos a tratar unos competentes iguales. Clasificar y definir características, ventajas y desventajas de cada uno asumiendo que son el agente más competente que se puede llegar a tener. ¿Cual usar en cada caso?

Para nosotros en términos objetivos y en pensamientos sistemáticos:

Freelancer: Individuo autónomo modular que mediante unos inputs dados, ofrece unos outputs a cambio de una transacción económica. Es el precio más competitivo y el más calificado por precio, pero en una tareas específicas y no escala fácilmente.

Agencia: Organismo de múltiples personas que poseen una serie de servicios a cambio de una transacción económica. Es el completo más calificado y con experiencia, pero a un precio mayor. Una agencia posee las ventajas y desventajas de marketing de un freelancer escalado.

Inhouse: Departamento interno formado por individuos que reciben un salario a cambio de unos servicios de trabajo en las áreas de marketing. Su precio es reducido y dependen de la eficiencia y competitividad directamente del organismo que les contrata y maneja.

El Freelancer

Ventajas

Un freelancer es una persona que actúa por su cuenta (normalmente un autónomo). Entra en un mercado que compite contra otros freelancers
para desarrollar una serie de servicios o servicio. Por la forma en la que compite y el trabajo que hace, su optimización es al tiempo y la calidad. Uno de los métodos más eficientes de conseguir un trabajo rápido y simple, con un precio justo a tiempo de ejecución y calidad. Si el input y output son simples, puede ser superior, pero debe ser manejado por la empresa.

Un freelancer en cuestión a marketing vs agencia, suele ser una persona extremadamente competitiva y a uno de los mejores precios. Está compitiendo en el mercado a precio de salario.

Para por ejemplo situaciones en las que se tiene que despedir y contratar personal a rápida velocidad suele ser una de las mejores opciones para hacer el trabajo. Los consideramos trabajadores modulares que se pueden escalar añadiendo múltiples o eliminar como si fuesen módulos.

Desventajas

Esto implica que en primera instancia puede parecer la mejor de las tres opciones. Aún así no siempre es el caso. Un freelancer maneja múltiples proyectos al mismo tiempo. A diferencia de una agencia de marketing que tiene más experiencia que un freelancer, la sobre complejidad es el mayor defecto. Esto implica a veces no poder obtener la profundidad completa a veces requerida.

El síndrome de transacción única o “rollo de verano” (como nosotros lo llamamos) es también un problema. Una intensidad grande, una ejecución rápida y completa. Pero puede finalizar en una falta de interés de continuar, una indisponibilidad del Individuo o de mantener a largo plazo una relación.

Una relación no solo de confianza sino también de entendimiento dentro de la empresa es compleja. Cuando la empresa avance y haya cambios se tiene que volver a explicar el contexto. Muchos de los componentes y partes de la empresa son fundamentales para una correcta ejecución y a largo es mejor trabajar para ello. El long term commitment es más complejo.

Tranquilidad

Deben ser también manejados por alguien de la empresa contratante. Esto implica personal calificado y atención. Muchas veces las empresas prefieren pagar un poco más por tener esa simpleza y gestión tramitada por un project manager de una agencia.

Agencia

Existen muchos tipos de agencias. Algunas que ofrecen un trabajo en profundidad suyo, y otras que simplemente actúan como una entidad intermediadora entre el contratante y sus subcontratados. En ambos casos posee extensión de experiencia y no tanta profundidad por tarea como el freelancer. Se trata también de una entidad profesional la cual tiene una imagen y unos estándares de calidad los cuales a veces con los freelancers no se pueden llegar a saber. En otro caso también se trata de una empresa la cual su modelo de negocio se basa en proyectos y margen de beneficio, lo que incrementa el coste.

Ventajas

La confianza y transparencia ha de ser mutua para que la agencia pueden entender perfectamente las características de la empresa y las preocupaciones. Una buena agencia posee el equipo perfecto para llevar a cabo una idea creativa. Una ejecución correcta aplicada mediante una estrategia profunda. Nuestra experiencia nos dice que lleva años conseguir un personal capacitado y las agencias son las que más tienen.

Otra ventaja de la agencia contra un freelancer en marketing, es la capacidad de poder escalar proyectos de mayor complejidad. Reduciendo incertidumbre a la empresa contratante y empleando a mas gente con mayor facilidad y experiencia. Un freelancer tiene muchas veces conflictos trabajando con otros freelancer por incompatibilidad horaria y la administración cae en la empresa contratante.

Otra gran ventaja de una agencia es la despreocupación del contratante. La experiencia a lo largo del tiempo y la escalabilidad de proyectos más complejos lo manejan todo las agencias. Pudiendo ellos subcontratadar a empresas productoras, a gestores, administradores… En muchos casos manejarlo por un departamento interno puede llegar a ser complejo y un autónomo no tiene el tiempo y experiencia para poder hacerlo.

Desventajas

La principal desventaja de una agencia es el coste. Hay que entender que el modelo de negocio de un freelancer es de unos márgenes mucho más pequeños que una agencia de marketing. Se trata de un individuo. Una agencia es una sociedad la cual busca los márgenes que pagan por todos los gastos y el beneficio.

Además la confianza es fundamental. El coste de arrancar una agencia es bajo, lo que implica que hay que seleccionar y dejar un voto de confianza.

La transparencia es otro problema fundamental. Muchas actúan con el desconocimiento de la empresa que les contrata. Cobrando por exceso en proyectos muy rentables y seduciendo con otros sencillos.

Departamento interno / Inhouse

Un marketing in house o departamento interno es la versión por defecto de todas las empresas. Cualquier empresa siempre debe poseer un departamento interno por pequeño que sea. Que al menos actúe como un órgano conversor entre los ejecutivos y agentes externos o que se ocupe de todo el trabajo Inhouse. Muchísimas empresas desde muy grandes hasta muy pequeñas manejan todo inhouse y extremadamente bien.

Ventajas

Como parte positiva, el aprovechamiento de los recursos, brutos, activos en la comunicación es fantástico. La comunicación cruzada entre departamentos y las estrategias y manipulaciones de todos los términos de comunicación y producción suele ser más efectiva dentro de un departamento de marketing interno.

Un ahorro sustancial de costes y sobre todo de transporte también hay que mencionar. Existe muchísima menos fricción para hacer contenido si la fábrica está a escasos metros de las cámaras

Además quien mejor entiende la estrategia a largo plazo es el departamento interno. Esto siempre es positivo a no ser que comprometa la calidad del marketing y la comunicación.

Desventajas

Conseguir a un personal suficientemente capacitado es complejo. En muchos casos es contratado por agencias y no directamente por empresas, ya que tiene más experiencia en lo que buscan y al mismo tiempo pueden ofrecer salarios más competitivos.

Otros problema de las empresas y sus departamentos internos, es el hecho de que en muchos casos suelen estar engullidos por la entidad en sí. Objetivos generales, asignación de otras tareas y demás distracciones son comunes en empresas.

El síndrome del funcionario o lo que nosotros llamamos “estirar el tiempo” es común también. Fundamentalmente es por tener una paga constante proporcional al tiempo y no a la calidad o al input / output. Esto implica que los proyectos dentro de un departamento de marketing suelen ir más lentos o no poseer la completa profundidad y éxito como el que dependen de una agencia.

Nuestra experiencia tratando con departamentos de marketing internos es que suelen quedarse atascados en técnicas antiguas y viven el día a día cumpliendo plazos y objetivos marcados por la empresa sin preocuparse por la innovación y el cambio. Algo que en muchos casos dentro de este sector es lo más importante.

Otro problema del departamento interno es que depende muchísimo del individuo que los maneja. Además equipos muy caros no se amortizan tanto en una empresa como bien en un agencia o un freelancer.

Conclusión

En muchos casos es difícil elegir entre uno o el otro. Muchas veces una combinación de los tres dependiendo de la situación es la opción más viable. Un departamento interno por pequeño que sea, siempre debe estar en una empresa. Para poder actuar de organismo traductor entre los objetivos de los ejecutivos y los trabajos de tierra. Al mismo tiempo es el que conoce mejor la empresa y aprovecha al máximo todos los recursos como un completo, a el precio más competitivo. .

Los freelancer suelen ser una buena opción para transacciones rápidas de proyectos que se pueden terminar con velocidad. Por ejemplo para la creación de tarjetas, vídeos sencillos o simplemente proyectos que tienen una vida útil de trabajo muy corta. Cosas que no son a largo plazo durante los años. Al mismo tiempo son más modulares ante situaciones positivas o negativas.

Una agencia es una entidad a mayor largo plazo o para proyectos más complejos. Los que se basan en una confianza mutua y en un mix de todas las habilidades necesarias para llevar a cabo proyectos de distinto calibre y con tranquilidad. Se trata del mejor organismo que maneja la escala y al mismo tiempo posee las habilidades para poder ejecutar proyectos y no mantener obsoleta la estrategia a largo plazo.