¿Qué es el Mapping en Marketing?

El mapping en marketing es usado para representar de forma gráfica estrategias, decisiones y contenidos relacionados con una empresa o marca y sus clientes. De esta forma, se trazan objetivos, metas finales, pasos a seguir, competencia, productos, etc. Todo sobre un papel, pizarra o usando formatos digitales. También se usa mucho para exposiciones o idear planes, además de generar propuestas, entre otros.

Es un método muy utilizado para reforzar tanto la comunicación interna como la externa dentro de una entidad comercial. Vigilando que el contenido resulte apto para las personas a las que una estrategia, proyecto o una decisión corporativa vaya dirigida. 

Uno de sus usos más comunes es también la representación de ciclos de vida de un proyecto, producto u otros. Pudiendo llevar a cabo múltiples decisiones expresivas y comunicativas durante la realización del mapping en marketing. Permitiendo así cierta libertad compositiva y comunicativa, pudiendo trazar mapas conceptuales visibles, esquemas coloridos o incluso representaciones a modo de funnel.

¿Cómo realizar de forma correcta un mapping en marketing?

Como se ha comentado anteriormente, hay cierta libertad en su realización, pudiendo variar qué y cómo se comunica. Así, se pueden elaborar plantillas con tablas, mapas o esquemas tanto en un formato físico como digital. Y representar de forma entendible para cualquiera dicho elemento para tener constancia del proceso y el desarrollo del proyecto o decisión y las acciones que deben tomar los responsables. Incluyendo también los resultados que se quieren conseguir y los objetivos.

Para conseguirlo, se deben seguir unas pautas:

  • Definir objetivos: puede ser un target, unos resultados de un proyecto, etc. Para cada objetivo se debe tener claro qué se busca conseguir y por qué, y conocer el perfil de las personas relacionadas, ya sean trabajadores, clientes o público objetivo.
  • Realizar una estrategia apta: proponer ideas y plasmarlas para llevarlas a cabo como contenido a realizar y entregar o acciones que tomar en la representación visual. Pudiendo dividir en fases de una forma más fácil de captar para los participantes en dichas propuestas y labores.
  • Planificación y organización: el orden y la correcta estructura de la estrategia se debe mantener de principio a fin.

¿Por qué es útil?

Ayuda a visualizar resultados y decisiones más eficientes gracias a las referencias visuales realizadas y la comunicación llevada a cabo. Pudiendo apoyar en el desarrollo de un proyecto y en el desempeño de las actividades de los equipos. Incluso fomentando a la producción de brainstormings e hipótesis de ideas.